Gran Hermano

Big Brother

Un grupo de completos extraños en el barrio de Almere, Amsterdam. Son continuamente observados por 24 cámaras escondidas y 59 micrófonos. Cada noche se editaba en Holanda un clip con los momentos destacados de la jornada, con sus actividades diarias y sus conversaciones sobre fútbol, sobre sexo. Los sábados se emite una hora completa. Allí, los concursantes participan en un listado de actividades y son ellos mismos, junto a los telespectadores, los que deciden la permanencia o la salida de los integrantes del grupo. El ganador ha sido un joven de 23 años llamado Bart que, en poco tiempo, se ha convertido en el ídolo de las jóvenes holandesas. Ahora mismo es la persona que ha recibido más ofertas de trabajo en su país.

En Alemania, el desarrollo del programa se inició de manera similar. Había dos grupos diferenciados, uno liderado por John y otro por Slatko, los personajes más carismáticos de la casa. La acción se transmite a través de la cadena sensacionalista RTL-2, desde el 1 de marzo. El espacio ha doblado la audiencia de la cadena a pesar de que, en un principio, se esperaba una menor aceptación. Dos millones de espectadores concurren esta cadena que alcanzó el último día una cuota del 70%, de tal manera que, quien no se haya mantenido al tanto de su evolución podría quedar excluido de numerosas conversaciones de su entorno. Ralph Diürkman, estudiante alemán seguidor de Gran Hermano afirma que "aunque la gente no vea el programa conoce la idea y los nombres". Antes de su emisión, el CDU y la Iglesia discutieron su licitud. Los conservadores fueron aún más estrictos en sus observaciones. Se suceden las parodias en los talk-shows, sin embargo, en las sucesivas emisiones se detectó un ligero descenso de la audiencia y, para paliar este inconveniente, los organizadores invitaron a la vivienda del Big Brother alemán a personajes de la vida pública con el fin de reavivar el interés de esta emisión. Los productores alemanes gozan de mayor libertad a la hora de exhibir desnudos como atractivo, ya que las relaciones interpersonales son más distantes que en España. El carácter de los españoles ha proporcionado una edición completamente diferente de Gran Hermano; en dos días alcanzaron los niveles de acercamiento que en Holanda se produjeron en un mes, además de existir un elevado nivel de cohesión grupal que no se ha dado en otros países. El periódico Bild Zeitung, que habitualmente dedicaba un espacio al programa, afirma que los telespectadores y los concursantes no eran los únicos en decidir quién se va. Las sospechas de manipulación rodearon la clausura de Big Brother. John, carpintero de 26 años, se adjudicó el premio de 250.000 marcos, aunque un 78% de los telespectadores prefería que ganase Jürgen, un trabajador metalúrgico. Las normas internas de los concursantes fueron desveladas por el Frankfurter Allgemeine Zeitung, que corrobora la tesis de una manipulación de los resultados.

Estados Unidos también abrió sus puertas a la casa de Gran Hermano. La CBS retransmitió con el título de Survivors. La BBC, con Castaways 2000, sitúa a dieciséis concursantes en una isla desierta de Borneo emulando las hazañas de Robinson Crusoe, donde los participantes se agrupan en asociaciones de antagonistas débiles y fuertes, inteligentes y menos inteligentes. En EE.UU se emite otra fórmula de éxito con características similares, ¿Quiere ser millonario?, de la cadena ABC y orquestada por el director de Survivors.


¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com